Lacerta schreiberi - Lagarto Verdinegro


Este bello y no muy abundante reptil nos llamó verdaderamente la atención nada más verlo, su tamaño de más de 30 centímetros (cola incluida), sus colores verdiamarillentos y negros (haciendo honor a su nombre) en el cuerpo y azulados en la cabeza, esto último debido a que se trataba de un macho en celo, nos hicieron disfrutar tremendamente fotografiándolo y observándolo.

Decir que habitualmente no poseen esos colores tan intensos (y eso que este no los tenía muy intensos) los machos suelen tener la cabeza de color parduzco fuera del celo y las hembras son también mucho más pardas en todo el cuerpo y con unos ocelos negros de mayor tamaño.

Habita en lugares bastante húmedos y con una temperatura media anual más o menos fresca, destacando principalmente zonas fluviales, bosques de frondosas y roquedos todos ellos de montaña.

Es considerado como un endemismo ibérico y actualmente bastante amenazado por la alteración constante de sus hábitats, generalmente asociada a la mano del hombre, como la destrucción de la vegetación de ribera, la modificación de los cauces o el incremento de las sequías.
He llegado a leer que la introducción de especies como el visón americano ha podido también diezmar sus poblaciones, llegándole a situar en una situación que bordea la amenaza.

Me gustaría hacer un llamamiento, sobre todo a las administraciones y entes encargadas del "mantenimiento" de las riberas, a respetar lo más posible estos lugares privilegiados y tan vulnerables ante cualquier actuación, y que las labores que allí se realicen sean lo menos destructivas posibles, cosa que suele distar bastante de a realidad. Pero además me gustaría hacerlo extenso a todo la población, todos sabemos que la naturaleza es para disfrutarla, pero hay ciertas maneras de "disfrutar" que nunca entenderé, como la de vociferar como si se estuviera en un bar, llenarlo todo de basura o no respetar los elementos naturales del lugar donde nos encontremos, me gustaría que esto cambiase aunque lo veo complicado....



Las fotografías se realizaron durante la pasada primavera en la salmantina Sierra de Bejar y aunque inicialmente el lagarto estuvo bastante esquivo, después de unos minutos delante de él, parece que cogió algo de confianza y nos dejo hacerle algunos primeros planos. Además no fue este el único que vimos, ya que había algunos ejemplares con el celo mucho más acentuado, pero que no pudimos fotografiar ya que la temperatura del mediodía les mantenía muy espabilados y esquivos.


Clase - Reptilia; Orden - Squamata; Familia - Lacertidae
Género - Lacerta; Especie - Lacerta schreiberi

100mm; f8; 1/200; 100ISO; Flash
100mm; f8; 1/200; 100ISO; Flash

Russula sanguinea



Inmersos ya en pleno otoño, son muchos los aficionados que campean por nuestros montes en busca de esas setas tan apreciadas para los que gustan de su consumo. Siento decir que de un tiempo a esta parte tengo un sentimiento de rechazo hacia estas personas que sólo ven en las setas uno, dos o tres tenedores, que es así como las catalogan desgraciadamente en algunas guías.

Imagino que será por el grave deterioro que se produce en nuestros montes debido a las malas prácticas y a la extracción abusiva en muchos casos, y no hace falta nada más que darse una vuelta un lunes por la mañana por un monte en el que se hayan cogido setas durante el fin de semana.

Desde la Asociación Micológica y Botánica Ribera del Malucas, hemos siempre defendido que lo principal es la conservación de los hongos y para ello no nos cansamos de realizar actividades encaminadas a ello, (cursos, exposciones, conferencias, etc) dejando de lado todo el aspecto gastronómico (en 7 años que llevamos funcionando todavía no se ha dado una charla sobre cocina micológica o similar) y siempre intentando que no ocurra lo que desgraciadamente sucede todos los otoños que la fructificación de setas es más elevada, las tan temidas intoxicaciones. Y es que en los últimos días han sido alrededor de 15 las personas intoxicadas gravemente con Amanita phalliodes, cosa que no debiera suceder sino se perdiera el respeto hacia estos seres tan extraordinarios.

Mi punto de vista es totalmente utópico, lo sé, pero me gustaría que las setas se valoraran exactamente igual que la flora, la fauna o el paisaje, un elemento más del que disfrutar en nuestros paseos por el campo, por este motivo, nunca hago referencia a la comestibilidad de las setas en mis entradas (y nunca lo haré) ya que me gustaría que se empezarán a ver con otros ojos, sabiendo que su labor en el medio es tan importante como la de cualquier otro ser vivo.

Después de esta reflexión, me gustaría presentaros hoy esta bonita seta del orden de los Russulales, la Russula sanguinea, antiguamente denominada Russula sanguinaria.

Es este un género al que es muy sencillo llegar, debido a que todas las setas que lo conforman poseen una textura granulosa (rompen como una tiza) y carecen de latex (propio del género lactarius, aunque no exclusivo), pero que una vez en él es muy complejo determinar muchas de las especies, ya que el parecido hace que el uso del microscopio y las claves de color de la esporada sean prácticamente inevitables.

La descripción detallada la podemos encontrar en cualquier guía un poco decente, pero como principales características podemos resaltar: un sombrero deprimido en la parte central, con el margen irregular y algo incurvado, de cutícula no separable y de un intenso color rojo que recuerda al de la sangre, unas laminas son de color cremoso, como la esporada, y el pie concoloro con el sombrero en la parte alta y central, y más claro hacia la base.

Micorriza con pinos, como podéis apreciar en la fotografía, fructificando durante el otoño aunque no de forma abundante. Podemos confundirla con otras Russulas de colores similares y también típicas de los pinares como R. drimeia o R. torulosa, de colores púrpuras o vinosos.

La fotografía la realicé el pasado otoño en un pinar cercano a Navalmanzano, en una salida didáctica con una asociación cultural de un pueblo vecino al nuestro.


Subdivisión - Basidiomycotina; Orden - Russulales; Familia - Russulaceae
Género - Russula; Especie - Russula sanguinea

50mm; f10; 1/10; 100ISO; +0,3 EV; Trípode

Kanetisa circe - Rey Moro



El buen tiempo ya terminó y pocas son las mariposas que aún resisten, muchas de ellas ya han desaparecido por este año, algunas se disponen a esperar bien resguardadas los rayos de sol de los últimos días de invierno, y otras, las menos, todavía campean movidas por las suaves temperaturas del mediodia.

Un ejemplo de estas últimas es la mariposa Rey Moro, que aprovecha sus últimos días para depositar al vuelo sus huevos entre la vegetación, sus orugas pasarán el invierno cobijadas bajo las plantas y se enterrarán en primavera para crisalidar, permitiendo que en años venideros podamos desfrutar de su bello vuelo.

Es una mariposa de gran tamaño, llegando incluso hasta los 6 centímetros, pero poco llamativa en cuanto a su coloración, en la que destacan los colores grises y pardos. El anverso y el reverso son prácticamente idénticos aunque el primero es más oscuro, casi negro; ambos están surcados por una ancha franja blanquecina, resaltando un ocelo de color negro en la punta de las alas anteriores.

Sus plantas nutricias son principalmente gramíneas y podemos verlas volar en prácticamente cualquier ecosistema, aunque por estas tierras es muy común encontrarlas en los pinares, camufladas entre las cortezas como si de una de ellas se tratase.

Su época de vuelo se extiende entre los meses de julio y septiembre-octubre, normalmente en una única generación, siendo una mariposa bastante abundante y sencilla de encontrar.

La fotografía he realizado hace unos días en uno de los muchos pinares que inundan el centro de esta tierra Segoviana. Como no disponía del macro en ese momento, utilice un teleobjetivo, permitiéndome además de conseguir un fondo agradable, no tener que acercarme mucho a ella, ya que estos ninfálidos suelen ser mariposas muy veloces y huidizas...


Clase - Insecta; Orden - Lepidoptera; Familia - Nymphalidae
Género - Kanetisa; Especie - Kanetisa circe

200mm; f4; 1/500 ; 200ISO; +0,3 Ev

Pistorinia hispanica - Punterilla



Para sumar una nueva entrada a la familia de las Crasuláceas (Plantas crasas) os presento hoy esta Punterilla o Pistorinia hispanica, que aunque de porte bajo, nunca más de 15-20 centímetros, posee unas flores de una belleza espectacular.

Es una planta anual de tallos endebles y poco desarrollados, cubiertos además en su parte superior de unas estructuras glandulares características. Sus hojas son cilíndricas y gruesas, como suele ser común en esta familia, adaptadas para acumular y suministrar agua a la planta progresivamente.

Sus bonitas flores se agrupan en inflorescencias terminales, poseen 5 pétalos puntiaguados que van del blanco en la base, pasando por el rosa en la parte media y terminando con la punta de color grana, al igual que las tres líneas que destacan en cada uno de ellos, también de ese mismo color.

Es un endemismo de la península ibérica y norte de África, encontrándose muy bien adaptada a los terrenos secos y soleados, por lo que la podemos encontrar entre los meses de mayo y julio en los matorrales de sustitución de encinares y quejigares.

Podemos decir por tanto, que esta planta es un claro ejemplo de adaptación al medio, dominando la sequía y el calor como no muchas saben hacerlo. Para ello, realiza un tipo de fotosíntesis denominado CAM (Metabolísmo Ácido de las Crassulaceas), en el que se evita cualquier tipo de transpiración durante el día, mediante el cerramiento de los estomas de las hojas, y llevándose a cabo el intercambio de gases durante la noche.



Las fotografías fueron tomadas en uno de los días más calurosos del mes de julio del pasado verano, no muy lejos de la localidad de Aldehorno en lo que se conoce como La Serrezuela, al noreste de la provincia de Segovia.


Clase - Magnoliopsida; Orden - Saxifragales; Familia - Crassulaceae
Género - Pistorinia; Especie - Pistorinia hispanica

100mm; f5,6; 1/200; 100 ISO; Trípode y Flash
100mm; f6,3; 1/200; 100 ISO; Trípode y Flash