Hymenoscyphus calyculus



Las que hoy os presento son unas pequeñas y peculiares setas, de nombre algo largo y complicado que se enmarcan dentro de los ascomycetes (hongos cuyas esporas se albergan dentro de unas estructuras denominas ascas) y de los que ya contaré más cosas otro día.

Podemos decir que estas fructificaciones están formadas por dos partes claramente diferenciadas, por un lado un píe bastante patente que no suele alcanzar el centímetro de longuitud, y por otro, un pequeño sombrero en forma de copa, (es lo que significa la palabra calyculus) que ronda los 3 milímetros de diámetro.

La parte fértil, denominada técnicamente himenio, es decir, la parte donde se desarrollan las células reproductivas (esporas), es en este caso la parte interior de esa pequeña copa o cúpula del sombrero que posee una pálida coloración amarilla. El resto de la seta es de color blanco, es decir, el píe y la cara externa del himenio.

Su ecología o modo de vida es saprofítico, es decir, descomponedor, en este caso de restos de madera, con preferencia por la madera de hayas, por lo que su hábitat principal van a ser los hayedos, pudiendo encontrarla fácilmente en la provincia de Segovia en el lugar donde realicé esta fotografía, en el Hayedo del Pedrosa.

Su época de fructificación es el otoño, adelantando o retrasando la misma en función de las condiciones del medio.

Existen otros Hymenoscyphys similares, como H. herbarum o H. fructigenus, que algún día mostraré en el blog, y que crecen también sobre restos vegetales, pero de otro tipo. También es similar a Bisporella citrina, ya publicada, pero ésta carece de píe.

Esta fotografía la realicé durante el primer otoño con mi actual reflex, hace ya algunos años, no disponía por aquel entonces más que de un objetivo de batalla que venía incorporado con la cámara y que ya no uso (Canon 18-55 f3.5-5.6 EFS), aun así creo que la foto merece la pena, aunque nada más sea por su valor descriptivo...


Subdivisión - Ascomycotina; Orden - Helotiales; Familia - Helotiaceae
Genero - Hymenoscyphus; Especie - Hymenoscyphus calyculus

55mm; f14; 1/2; 200ISO; Trípode

6 comentarios :

  1. Muy delicados esos hongos. Su blanco es tan fragil que todo cuidado es poco, pero quedan tan frescos y naturales...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Pues te ha salido una imágen muy buena para el tamaño del ascomycete y el objetivo usado. Gracias por el comentario en mi blog, meto un link para "tenerte más a mano"
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Cierto Jorreto, son muy delicados todos estos hongos tan pequeños, incluso cuesta verlos, a veces hay que ir buscando conciencudamente, sino pasan desapercibidos...
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Jorapavi! Ya digo que la foto no es de las mejores, pero al menos se ven detalladamente las setas..
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me ha parecido muy interesante que los hongos descomponedores se alimenten de ciertos tipos de madera.
    Es una muestra más de la biodiversidad (tomo la palabra de tu blog) que nos rodea y me hace pensar que cuanto más intento aprender más me doy cuenta de que estoy en pañales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Si Montse, existen hongos que se asocian de manera específica con un vegetal, mientras que otros son más generalistas, siempre en función de su ecología (saprófita, parásita o micorrícica)

    Eso nos pasa a todos, cuanto más nos metemos en un tema, más nos damos cuenta de lo poco que sabemos...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!