Adonis aestivalis - Ojo de Perdiz



Hoy os presento una bella planta con flores que recuerdan ligeramente a las amapolas, pero que nada tienen que ver con ellas salvo ese bonito color rojo de sus pétalos, me estoy refiriendo a Adonis aestivalis, llamada comúnmente Ojo de Perdiz.

Como decía en mi anterior entrada sobre plantas, cuando hablaba sobre el Acónito amarillo, las ranunculáceas son probablemente las que, o unas de las que, tienen las flores más espectaculares, aquí os dejo otra muestra. 

Es una planta de porte medio (50-60 centímetros) y bastante ramificada, con hojas muy divididas y lineares.
Las flores tienen los pétalos de un intenso color rojo con una mancha negra central y los sépalos algo más claros y cortos que los anteriores, como se puede apreciar en la fotografía superior.



Florece entre los meses de abril y julio, desarrollándose en el interior y en bordes de cultivos y barbechos, en terrenos con predominancia caliza, aunque no suele ser una planta muy común.

Como la mayoría de las ranunculáceas, es considerada como una planta algo tóxica en mayor o menor grado, lo que no ha evitado que se haya utilizado en multitud de ocasiones como ornamental.

Cuenta la mitología que la Diosa Afrodita transformó al joven y bello Adonis, después de morir, en esta bella flor para así inmortalizar dicha belleza.

Ambas fotografías se han realizado a mediados de mayo al noreste de la provincia de Segovia, en un día de bastante viento, lo cual, no facilita para nada la tarea. Muestra de ello son los EXIF de las fotos, donde la velocidad de obturación debió ser más alta de lo normal, al igual que los valores ISO que subieron en consecuencia.


Clase - Magnoliopsida; Orden - Ranunculales; Familia - Ranunculaceae
Género - Adonis; Especie - Adonis aestivalis

100mm; f5,6; 1/500; 320 ISO
100mm; f8; 1/320; 320 ISO