Erithacus rubecula - Petirrojo



La que os presento hoy será probablemente una de las aves más conocidas, comunes y sencillas de fotografiar que existen, el Petirrojo. Pertenece como ya sabréis al amplísimo y variado orden de los Passeriformes, y junto con ruiseñores, mirlos y zorzales, entre otros, compone la familia de los túrdidos (Turdidae)

Es un ave de pequeño tamaño, en general de colores pardos o pardo grisáceos, a excepción por supuesto, de la cara y el pecho que tienen un color rojizo o anaranjado que lo caracterizan, de ahí viene su bonito nombre. Suele ser además bastante rechoncho, con la patas muy finas y los ojos grandes y negros.

Es muy común, podemos verla durante la práctica totalidad del año y habita en márgenes de bosques, pero no es difícil verlo en jardines o parques públicos, sobre todo en invierno, alimentándose de insectos, gusanos, bayas o semillas que recoge del suelo.

Su carácter confiado me permitió hacerle esta fotografía, apareció entre la vegetación e intenté acercarme sigilosamente para que los 70mm del objetivo que llevaba montado me permitieran hacer algo decente, él ya me había visto bastante antes que yo a él, y parecía decirme "acercaté si quieres que no tengo intención de marcharme", así que le puse el objetivo a poco menos de un metro de distancia, le hice un par de fotos e incluso pude sacar el flash de la cámara para probar a rellenar las sombras, vamos que el animalillo quería colaborar, ya que nunca antes tuve la ocasión de hacer una foto a un ave desde tan cerca.

La fotografía la realicé el pasado mes de noviembre entre las riberas del Río Cega, se que esto no es lo habitual al fotografiar aves, y como es algo que me está empezando a atraer, tengo en mente intentar iniciarme en este apasionante mundillo, de momento con mucha calma...


Clase - Aves; Orden - Passeriformes; Familia - Turdidae
Género - Erithacus; Especie - Erithacus rubecula

70mm; f6.3; 1/80; 400ISO; Flash integrado

24 comentarios :

  1. cómo me gusta el petirrojo¡¡¡
    me parece simpatiquísimo y con un montón de leyendas a su nombre...
    tal vez me gusta tanto porque es de los pocos que me deja acercarme para verle, jejeje.
    y qué bien¡¡ en esa incursión en el mundillo de las foto-aves, voy detrás tuya, a ver si consigo hacer yo alguna¡¡¡
    hoy por hoy me parece misión imposible :-)

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Bonita imagen, Ramuol, de la que
    a mi juicio es una de nuestras más entrañables criaturas del arbustaje y el bosque.
    Los ejemplares más confiados parecen ser invernantes que vienen de países donde se les facilita la vida en los jardines particulares. En las Españas, desgraciadamente, a veces les reciben con perdigones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Raul.

    Enhorabuena por la foto.

    Los petirrojos son unas aves muy cuiosas. Recuerdo una familia que anido en mi terraza hace ya unos años... y que solo le falto comer de mi mano...

    En cuanto a la iniciacion en el munndo de las aves, estoy seguro de que lo haras muy pronto, y lo haras bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda toma, Ramuol! aunque yo debo ser un desastre porque todavía no he conseguido retratar uno...o eso, o los petirrojos norteños son más desconfiados ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Precioso ese peti!!
    Si que son confiados....a veces.
    Un saludo compañero.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por la incursión en el mundo de las aves, y mira, para ser la primera, muy pero que muy bien. Detalle, nitidez, encuadre, luz... está todo clavado.
    Yo hace tiempo que di por perdido esto de las aves, poco teleobjetivo y menos paciencia, así que después de ver que la mayoría tiran de comederos, hides... me convencí que iba la cosa más allá de mi paciencia.
    No obstante ánimos en la progresión
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué monada de peti...naranja! Muy buena foto. Le debiste inspirar confianza, por eso no se marchó. :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que coqueto! parece posar para la foto...

    Pues para ser la primera , me parece genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena foto, buenísima, me parece increible que dejen acercarse tanto.
    La más cercana que he realizado a las aves, no estaría a menos de 15 metros.
    ¿ Tendré cara de pajarero?
    Voy a salir contigo a fotografiar aves, que con esa carita de bueno, seguro que no se asustan.
    salu2

    ResponderEliminar
  10. Es de los pajarillos más simpáticos que conozco, suelen acercarse como interesandose por lo que hacemos los humanos. Cuando empecé con la digital hice algunas de pájaros, pero no veas la paciencia que hay que tener para esperar escondido a que se acerquen al comedero. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Preciosa fotografía que nos muestras de ese petirojo o "pirchín" como lo llaman por mi tierra .
    Ánimo en esa nueva incursión con las aves,
    que tengas un FELIZ AÑO 2010
    y sigas encontrando buenos reflejos de biodiversidad.

    ResponderEliminar
  12. Si Pilar, es muy chulo! Además es lo que comentas, suele ser bastante confiado.
    Yo también lo veo complicado, muy complicado, pero bueno veremos a ver que podemos ir haciendo...
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Si que lo es Javier!! Tiene toda su lógica, ya que si les han estado alimentando tendrán más confianza, pero si este hubiese sido de ellos, ¿No hubiese sido más lógico encontrarlo en algún jardín o similar en vez de en el río a varios kilómetros del pueblo más cercano...?
    Cierto, sobre todo en los pueblos siempre ha habido gente con esa "afición" de disparar a todo lo que se mueve, lástima!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Josean,
    Qué curioso lo de tus petirrojos!
    Uff, no estaría yo tan seguro, me parece un mundo complicado...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Gracias Silvia,
    Me imagino que la suerte tendrá también un pequeño porcentaje en este tipo de fotografías, pero seguro que antes o después lo consigues!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Este lo era, por lo que se ve Xurde!
    Y creo que por lo general suelen serlo, ya que no es la primera foto que les hago, eso sí esta es la única un poco decente...
    Saludos compañero

    ResponderEliminar
  17. Tuve un poco de suerte Juan, si en vez de quedarse se marcha en el primer disparo, no hubiese conseguido esta foto.
    Por lo que he leído es más cuestión de paciencia y conocimiento de las especies que de teleobjetivo, y menos más porque yo no ando sobrado precisamente, jeje
    Veremos a ver si mi paciencia vale para ello...
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Pues debió ser eso Elvira porque nunca antes me había pasado...
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  19. Y esperemos que no sea la última MªAngeles, jeje!! Menudo modelo estaba hecho el tío!!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Un poco sí Carlos, jeje, pajarero!!
    Por mi parte no hay problema, te dejo venir, jejeje!!
    Ahora con el 500 de tu cámara seguro que lo tienes más fácil...
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Si que hay tener paciencia Jorapavi, de momento no tengo ni comedero, ni hide, ni nada de nada, todavía estoy dándole vueltas a ver si me animo o que hago...
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. "Pirchín", nunca lo había oído, que curioso Bibiano!!
    Gracías, Feliz 2.010 y eso espero, que no se acaben!!

    ResponderEliminar
  23. Pues seguro que se te da de perlas, porque si las aves te dejan acercarte tanto, no te hara falta usar la técnica de Digiscopping jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. No lo veo yo tan fácil @ngel, se me plantean un millón de dudas, y lo del petirrojo fue algo excepcional, nunca antes me había pasado!!
    Tampoco tengo telescopio asi que el digiscoping lo descartamos... :)
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!