Gyromitra esculenta - Bonete



La que os presento hoy es una seta bastante conocida del amplio grupo (Subdivisión) de los Ascomycetos que hace acto de presencia durante la primavera, como la mayor parte de los congéneres de su grupo.

Es un hongo de ecología saprófita, al que se denomina habitualmente como Bonete, haciendo referencia a ese sombrero que antiguamente lucían los altos cargos eclesiásticos. También su nombre científico hace referencia a ello (Gyromitra), ya que gyros significa redondeado y mitra alude también a ese sombrero usado por obispos y otros mandos de la iglesia.

Se suele decir normalmente que su sombrero tiene forma cerebriforme, destacando en él un color marrón-rozijo, mientras que el corto píe es de color blanquecino cremoso, a veces surcado y siempre hueco, como el sombrero.

Posee en ocasiones buen tamaño, alcanzano los 10-12 centímetros de altura y otros tantos de anchura, pudiéndose confundir con Gyromitra gigas de mayor porte todavía, pero eso sí mucho más rara por estas latitudes.

Como comentaba hace unos días cuando hablabamos de la Colmenilla (Morchella esculenta), con la cual podemos llegar a confundir, hay que tener mucho cuidado ya que la primera aunque tóxica puede llegar a ser consumida bajo unas determinadas premisas, cosa que no ocurre con esta especie, que fue considerada como comestible hasta finales del siglo pasado, para posteriormente prohibir su comercialización y desaconsejar por completo su consumo debido al numero de intoxicaciones y muertes ocasionadas.

Pese a todo ello en algunos paises escandinavos se sigue consumiendo todavía, exponiéndose así a un posible síndrome giromitriano en el que destacan los problemas gastrointestinales iniciales, seguidos de vértigos, convulsiones, afecciones hepáticas, hemolisis, fallos renales y posiblemente la muerte, además no hay que olvidar que estas sustancias (giromitrinas) son bioacumulativas, por lo que la intoxicación puede sobrevenir después de varias ingestas aparentemente inocuas.

Una buena muestra de que inicialmente se consideró como comestible, es su nombre (esculenta) que deriva del latín y significa precisamente eso buen comestible o suculento.

La fotografía fue realizada a finales del mes de abril en la vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama, donde por esas fechas es una seta no difícil de encontrar, ya que se desarrolla bajo coníferas y praderas de montaña.


Subdivisión - Ascomycotina; Orden - Pezizales; Familia - Helvallaceae
Género - Gyromitra; Especie - Gyromitra esculenta

100mm; f11; 1/8; 100 ISO; Trípode y Flash integrado

26 comentarios :

  1. Imposible mejorar tu explicación sobre esta seta que yo solo he podido coger en contadas ocasiones. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Raul.

    No te gustan las setas? (el Pope)2001

    Bromas aparte, muy interesante tu entrada, y una vez mas nos demuestras lo peligroso que es coger setas al tun tum, por eso yo solo las fotografio.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lo que hace la ignorancia, uno se cree que solo hay setas en otoño y si es que las hay casi hasta en verano.

    Como siempre uno se queda rendido con tus documentos :)

    Biquiños

    ResponderEliminar
  4. Eres un libro abierto en esta especialidad. Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. qué maestría, Raúl¡¡
    muy buenísima y completa explicación¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es curioso como algunas setas que antes se consideraban comestibles se descubre que son potencialmente peligrosas.
    ¿¿Cuantas muertes habrán causado en el pasado sin atribuirseles a ellas??
    Muy buena foto y ,como siempre, perfecta la explicación.
    Salud compañero.

    ResponderEliminar
  7. Excelente la foto y muy didáctica la nota informativa. Tengo libros de los años 1980-81-86 donde aparece como buena comestible previo secado o cocción, también aparece alguna otra más, por aquel entoces comestible y considerada hoy en día como muy peligrosa. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Desde luego que tiene una forma rara!

    Sorpresa tras sorpresa nos das en cada entrada y la documentacion magnifica.

    Muy buena fotografia.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tomo nota, Raul.... desde que te leo no como ya ni champiñones...porsiaca.

    De tods formas, son bonitas las joias...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Raúl,
    nunca la he visto, pero sólo por el aspecto ni la hubiese tocado.

    No me fío de mi instinto micológico (no sé si me he inventado la palabra) ni para los níscalos, así que espero que se me quede bien grabada tu valiosa información.

    Besos no tóxicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca te fies del aspecto de una seta, alguna buensisimas son feas de narices como las macrolepiota procera y otras muy bonitas a la vista son super toxicas , es el conocimiento de la especie y no su aparencia, lo que evita problemas

      Eliminar
    2. cierto Anónimo,
      Toda la razón del mundo, es más, creo que lo mejor es pasar de su aspecto gastronómico y disfrutar de ellas como lo que son, unos maravillosos individuos que conviven con nosotros!!

      Saludos

      Eliminar
  11. Habrá gente que la haya comido, pero a pesar de tu estupenda foto, (o quizá precisamente por ella), yo no le hincaría el diente. No me parece precisamente apetitosa... Saludos. ;-)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Japy!! Es cierto, aunque es común, no es muy abundante!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola Josean,

    Qué recuerdos!! Esa cita de El Pope pasará a los anales de la historia, jeje

    Haces muy bien Josean, yo también suelo sólo fotografiarlas, al menos cuando ya las conozco, sino cojo un par de ejemplares para estudio.
    Personalmente no como setas, ni me gusta mucho que se cojan para eso, porque esa no es su función en la naturaleza, aunque a unos pocos les deje mucho dinero...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Y sin casi Merce!! Hay setas durante la completa totalidad del año, cad época tiene sus especies habituales y eso es maravilloso, para el medio y para los aficionados, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Qué va Victor!! Sólo que me gusta hablar del tema, pero hay miles (o millones) de personas que saben muchísimo más que yo de esto!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Y las que van a salir en los próximos años Xurde, ya lo veras, esto está avanzando mucho y seguramente de aquí a unos años hasta las más apreciadas darán problemas, estoy casi seguro!!
    Salud compañero!!

    ResponderEliminar
  17. Sin ir más lejos la seta de los Caballeros José Ramón, comestible hasta hace 4 días como quien dice, y ahora tóxica-mortal y muy mortal, o sino que se lo digan a los franceses que cascaron por abusar de ellas!!
    Lo peor es que en algunos libros relativamente recientes todavía la ponen como sospechosa, no se si es que más de media docena de muertes no es sufuciente prueba...
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. No, no es muy agraciada Mª Angeles, pero es muy llamativa!!
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Haces bien Jorreto, yo tampoco como setas! He probado algunas pero ya he decido que paso de comer setas, creo que no son para eso, aunque ese es sólo mi punto de vista, claro!!
    De todas formas yo siempre recomiendo prudencia, mucha prudencia, que es que algunos parece que les puede el ansia!!! jeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Por tocarlas no pasa nada Ofelia, que yo sepa ninguna seta es tóxica por contacto, incluso para deteminar algunas setas hay que conocer su sabor con un trocito, eso sí nunca tragándolo!!
    No te la has inventado, es así como se dice... pues entonces lo dicho, prudencia!!
    Besos inocuos

    ResponderEliminar
  21. No Carlos, su aspecto no invita precisamente a incarle el diente, pero como ya he dicho en otras ocasiones, hay gente que se come cualquier cosa, jeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Me pasa como a Ofelia, Ramuol, no me atrevo yo con las setas. Pero agradezco igualmente estar mejor informada.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hay que verlas como un habitante más de la naturaleza Elvira!! Nos podemos olvidar incluso de su toxicidad/comestibilidad y disfrutar de ellas, de sus formas y sus colores, son muy agradecidas!!
    Besos

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!