Ischnoderma benzoinum



Hace unos días recordaba con un compañero de la asociación micológica lo curiosa y singular que era esta seta por varios aspectos, así que he decidido hacarle un hueco en el blog.

Se trata de una seta anual, sésil, muy carnosa y ampliamente unida al sustrato. Posee forma flabelada y alcanza portes de hasta 30 centímetros de longitud y varios de espesor. La superficie es muy tomentosa y toma tonalidades marrón oscuro, más rojizas hacia el margen.
El himenio está formado por poros de color blanquecino cremoso que se van oscureciendo con la madurez.

Como dato curioso podemos destacar su marcado olor a anís y su crecimiento sobre madera de coníferas en descomposición. Este último dato nos servirá para diferenciarlo de Ischnoderma resinosum que crece sobre madera de planifolios, fundamentalmente sobre hayas, a pesar de que el nombre pueda dar lugar a confusión.

Podríamos decir que se trata de una especie más bien rara o poco frecuente, por lo que siempre es muy agradable encontrarse con un grupillo de ellas descomponiendo los restos de algún pino. Sería además interesante recoger la corología de esta especie, para posteriores estudios o para su inclusión en alguna figura de protección. No todo va a ser regular y sacar dinero, vamos digo yo!!

Su nombre científico viene a significar algo así como Piel Seca (Ischno-derma), por el aspecto que muestra la parte superior de la seta.

La fotografía se realizó durante el mes de diciembre.


Subdivisión - Basidiomycotina; Subclase - Aphyllophorales s.l.; Orden - Poriales
Género - Ischnoderma; Especie - Ischnoderma benzoinum

30mm; f8; 1/2; 100ISO; Trípode y Reflector