Glaucopsyche melanops - Escamas Azules



La escamas azules es una pequeña mariposa perteneciente a la familia de los licénidos.

A la hora de identificar esta especie pueden surgir algunas dudas, sobre todo si estamos empezando en este mundo de las mariposas, con una especie bastante parecida como es Glaucopsyche alexis - Manchas verdes, la cual, mostré en el blog al poco de haberlo iniciado.

Como yo no he tenido muy claro como diferenciarlas hasta hace bien poco (gracias Jesús por enseñarme), voy a intentar contaros de manera sencilla como hacerlo.

Las principales diferencias entre estas dos especies se encuentran en su reverso alar, la primera de ellas podríamos decir que es el color, aunque esto puede llevarnos a confusión ya que las mariposas son muy variables, mientras que G. alexis es de color grisáceo bastante clarito en el reverso, G. melanops es de un color parduzco más oscuro, pero la principal diferencia entre estas dos especies radica en dos aspectos; Primero, aunque a simple vista el dibujo de puntos negros pueda parecer idéntico, si nos fijamos detenidamente en la linea de puntos negros de las alas anteriores vemos que en G. melanops describe una curva mucho más cerrada que en G. alexis, donde esa linea de puntos es más tendida, además en G. melanops aparecen en la zona submarginal de ambas alas una serie de difusas manchas blanquecinas, que en G. alexis no aparecen.

Su nombre común (escamas azules) es debido al color de las manchas basales del reverso alar, pero no es fácil distinguirla de G. alexis (manchas verdes) por este carácter, en la que en teoría son más verdosas esas manchas.



Al igual que en G. alexis, los machos y las hembras se diferencian por los colores de su anverso alar, siendo azulado en los machos y marrón parduzco en las hembras. Podéis ver por tanto una hembra en la segunda de las fotografías y un macho en la tercera y última.

También como G. alexis, sus plantas nutricias son principalmente las leguminosas, destacando entre ellas Retama sphaerocarpa, Dorynium pentaphyllum (la de la segunda foto) y Cytisus scoparius.

Distribuye su vuelo en una sola generación que se extiende de abril hasta junio y normalmente habitando laderas floridas, prados, bordes de caminos, etc.

Es una especie bastante frecuente en la provincia, aunque no existen muchas citas de ello.



Las tres fotografías se han tomado a lo largo del pasado mes de mayo en un espectacular monte cercano a Mata de Cuéllar, en el que pude disfrutar de la naturaleza acompañado de dos apasionados naturalistas (y amigos) como son Jesús y Carlos y con los que siempre es un placer escaparse al campo. Además, ya nos queda poco para que nuestro colega Jaime caiga en la Secta Mariposil ...


CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA:
Clase - Insecta; Orden - Lepidoptera; Familia - Lycaenidae
Género - Glaucopsyche; Especie - Glaucopsyche melanops

TÉCNICA FOTOGRÁFICA:
Focal - 100mm; Apertura - f5,6; Velocidad - 1/800; Sensibilidad 100ISO; Flash
Focal - 100mm; Apertura - f5,6; Velocidad - 1/160; Sensibilidad 100ISO; Flash
Focal - 100mm; Apertura - f8; Velocidad - 1/160; Sensibilidad 100ISO; Flash

12 comentarios :

  1. Hola Raúl, estas mariposas tan pequeñas son muy dificil fotografiar, suelen ser bastante nerviosas y dificil seguirlas el vuelo, vamos que desquician a cualquiera :-). Buenas fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La primera foto es magnífica, pero me gusta más la tercera porque se ve ese tono azulado tan atractivo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola¡ Las tres fotos son muy bonitas, pero estoy deacuerdo con Elvira en que los colores del macho son más espectaculares.

    ResponderEliminar
  4. Qué bien lo sabes Javier! Sobre todo es bastante costoso fotografiarlas por el anverso, ya que no suelen posarse con las alas abiertas, abriéndolas y cerrándolas intermitente en el mejor de los casos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Como fotografía yo me quedo con la primera, pero si es cierto que la tercera es más llamativa por esos colores azulados del anverso del macho. Lástima no haber podido hacerla mejor, pero estas mariposillas no suelen colaborar mucho...
    Un abrazo Elvira

    ResponderEliminar
  6. Ángela, me alegra mucho leerte, ya lo sabes ...
    Desde luego que los colores del anverso del macho son más bonitos... Ya sabes, que cuando la vuelva a ver volveré a intentar fotografíarla.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Una preciosa coleccion de princesas....esquivas y dificiles de retratar, alguna he pillado, pero dificiles, muy activas.
    El colorido que has reproducido es muy veraz, importante en este tipo de fotos.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    Estupendo el blog y lo que nos enseñas en este post me es de gran utilidad, al menos para un profano en esto de los insectos como yo, aunque a mi me tiran más los "hierbajos" pero al final no me queda otra que introducirme algo en este mundillo también. Este fin de semana pasado en en la montaña fotografiando flora y leguminosas era espectacular los bichejos similares a esos que revoleteaban por allí.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Gracias Jorreto, siempre intento ser lo más fiel posible a los colores originales, aunque unas veces quedan mejor que otras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que te guste Bibiano!
    Al final todo en la naturaleza está relacionado, yo me metí con la micología bastante en serio y al final he acabado con plantas, mariposas y todo bicho viviente...
    Vamos, conociendo un poco de todo y un mucho de nada, pero ¿cuántas vidas necesitariamos para conocer la naturaleza?
    Saludos y Bienvenido

    ResponderEliminar
  11. La primera fotografía me ha gustado mucho, parece que está perfectamente colocada y eso que he leído por aquí que no es fácil de captar a esta pequeña mariposa.

    ¡Y cuánta razón tienes! Deberíamos tener más de una vida para conocer la naturaleza ¿te dás cuenta de que las mariposas viven muy poco tiempo? y sin embargo deben conocer algunos secretos que nosotros no sabremos nunca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me alegra mucho que te guste Montse!
    Si, no viven mucho tiempo, unos meses en el mejor de los casos... Sería interesantísimo conocer esos secretos del apasinante mundo de las mariposas.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!