Aleuria aurantia - Peziza Anaranjada




La Peziza Anaranjada es una llamativa y colorida seta que tiene una característica forma de copa de margen irregular, aunque en ocasiones puede ser bastante aplanada. Alcanza portes de hasta 8-10 centímetros de diámetro, aunque lo normal es que oscile entre 3 y 5 centímetros.

La ausencia de pie, su fragilidad y su color anaranjado (butano) le hacen una seta inconfundible y fácil de diferenciar de cualquier Peziza, las cuales, tienen unos colores más apagados. La única posible confusión, aunque también difícil, sería con Sarcoscypha coccinea (Peziza Escarlata) que como su nombre indica posee un intenso color rojo, además crece sobre restos de madera (que pueden estar enterrados) y normalmente fructifica con el frío del invierno.

Es una seta muy abundante que crece normalmente en grupos, como se ven en la fotografía, pero no es raro encontrar ejemplares aislados. Son hongos saprófitos o descomponedores de restos de materia orgánica, en este caso tienen la tierra (suelo) como sustrato, a diferencia de otras que lo hacen sobre restos vegetales, siendo por tanto fácil de encontrar en los claros y bordes de bosques, junto a los caminos o terrenos removidos, principalmente durante el otoño, aunque puede fructificar también en primavera.

La traducción o interpretación de su nombre del latín podría ser, Aleuria: Pequeña copa y aurantia: Dorada, como muy bien queda reflejado en su morfología, por lo que el nombre científico en este caso nos dice mucho de la propia especie (no siempre ocurre)

La fotografía se realizó en la zona segoviana de la Sierra de Guadarrama a finales del mes de octubre.


Subdivisión - Ascomycotina; Orden - Pezizales; Familia - Humariaceae
Género - Aleuria; Especie - Aleuria aurantia

100mm; f22; 1,3 seg; 100ISO; Trípode

16 comentarios :

  1. ¡Qué bonita, por Dios! Enhorabuena por la foto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Dices a la entrada de los comentarios ¿ y tu que opinas?

    -joé que me dejas con la boca abierta, entre lo que leo y lo que veo no es para menos...

    La foto es genial, y el texto la borda, aunando conocimientos ;)

    Saludiños

    ResponderEliminar
  3. Aunque no siempre tengo tiempo para hacerte algún comentario, no me pierdo ni una sola de tus entradas. Tu blog es ya un lugar de referencia y consulta para mí. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Bonitos colores,el otoño tambien nos sorprende con maravillas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por tu blog, las fotos son dignas de verse con calma. Llenas de vida y color.
    Volveré a pasarme.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Merce!
    Estas fotos de micología con ejemplares tan pegados al suelo suelen ser poco llamativas, ya que o cortas los ejemplares y los colocas en otro lugar o las hierbas del suelo y el propio suelo deslucen un poco y distraen!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias Anzaga! Me alegra que sea útil, aunque yo cuento las cosas a mi manera, así que no creo que tengan mucho rigor científico como para tenerlo de referencia... jeje :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Si el verdad Mª Angeles, los colores de esta seta son alucinantes, muy acordes con el otoño...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Álvaro y bienvenido!! Estamos aquí para cuando quieras pasarte...
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Estupenda foto de una seta un tanto gomosa y que me recuerda a las cuches. Siempre es una alegría verla por los pinares de la Sierra de Guadarrama.

    Saludos, Ramuol.

    ResponderEliminar
  11. Si Javier, es bastante gomosa en húmedo y muy quebradiza en seco...
    La verdad es que alegra bastante, además se ve desde "lejos" sino está muy tapada...
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Muy bonita entrada, como la Aleuria o Peziza. Me trae muchos recuerdos, de excursiones micológicas, de 2º de carrera (Botánica general) y más tarde, Micología. Es todo un mundo apasionante, que en sitios secos como el mío no podemos disfrutar tanto. Recuerdo el paso de camiones cargados de nízcalos en la Sierra de Segura (Jaén), y eso a los ojos de un murciano donde casi los únicos hongos que ve son champiñones en el plato, es toda una pasada...

    Me gusta mucho tu blog, y digo lo mismo que algunos... aunque no te comente, siempre que puedo te visito. Para mí eres de los indispensables. Saludos

    ResponderEliminar
  13. Gracias Joselez! Cada zona de la península es rica en una cosa, aunque estoy seguro de que por allí tendréis también zonas interesantes desde el punto de vista micológico...

    Lo de comentar es opcional, así que cuando apetece se hace y cuando no pues no pasa nada, que hay vida más allá de internet y esto de los blog es algo adictivo, jeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Excelente blog !!!
    tengo una curiosidad sobre Aleuria aurantia, yo he visto esta especie en el altiplano de Peru creciendo en humedales a 4600 metros altura! quisiera saber si este vendria a ser su limite altitudinal o habrian otros casos?

    ResponderEliminar
  15. Hola DMTPeru, lo que propones sería digno de estudio desde luego, pero aquí en España no disponemos de esa o mayor altitud para averiguarlo.

    Yo la he visto aquí en España hasta cerca de los 2.000 metros...

    Teniendo en cuenta que se trata de un hongo de ecología saprófita y que no depende directamente de la existencia de un determinado ser vivo, como ocurre en el caso de los hongos micorrícicos, sino que más bien depende de las condiciones del medio (sustrato, Hdad, Tª, etc), las cuales, pueden variar por su puesto con la altitud pero creo que ésta no es el factor limitante. Así que si las condiciones se cumplen a 4.300 metros, ¿por qué no van a poder darse a mayor altitud?

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!