Oriolus oriolus - Oropéndola



El pasado martes por la tarde volví a mi casa más que contento, no me podía creer la suerte que había tenido al tener delante de mi durante un largo rato y no muy lejos a un macho de Oropéndola, y lo mejor de todo es que hasta puede hacerle algunas de las fotos que hoy tengo el gusto de mostraros.

La Oropéndola es un ave bastante huidiza y solitaria, a mi entender no muy fácil de ver, ya que se oculta muy bien entre la vegetación a pesar de los llamativos y bellos colores de su plumaje.

Los machos, como el de las fotografías son de intensos colores amarillos y negros, mientras que las hembras sustituyen el amarillo por tonos verdosos, menos intensos y atractivos. Poseen además buen tamaño, unos 25 centímetro de altura más o menos.

Es un ave estival y nidificante que podemos ver a lo largo y ancho de la península entre los meses de abril y septiembre, habitando en bosques densos de robles, castaños y choperas cercanas a cursos de agua, pero también es posible verla en menor medida en pinares y encinares en los que no haya lejos alguna zona húmeda, alimentándose de orugas e insectos, pero también de frutos y bayas al final del verano.

Se encuentra actualmente incluida como especie de Especial Interés en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, motivado por las alteraciones o destrucción de sus hábitats, por lo que es verdaderamente importante pensar en ellas cada vez que se acometen actuaciones en el medio natural.



Las fotografías las realicé desde el coche, junto a una finca de vacas que se encuentra vallada en todo su perímetro. Iba conduciendo de vuelta a casa por un camino de tierra después de una intensa tarde de fotografía, llevaba las ventanas bajadas y la cámara con el teleobjetivo montado en el asiento del copiloto, ya lo había hecho algunas veces pero nunca tuve tanta suerte...

A lo lejos vi una mancha amarilla que resaltaba sobre el alambre de espino, y me dije "eso parece una Oropéndola, vamos a ver si hay suerte, aunque seguramente...", me fui acercando hasta estar a una distancia prudencial, 15-20 metros calculo, paré el coche y comencé a hacer fotos, busqué una velocidad elevada para intentar asegurar las fotos ya que no tenía mucha estabilidad, cerrando además un poco el diafragma para ganar algo de profundidad y eligiendo una medición central de la exposición, luego me acerqué un poquito más, pero salió volando hasta posarse en la misma alambrera unos metros más adelante, así que repetí la operación y conseguí hacer unas cuantas fotos más antes de que se marchará definitivamente lejos de mi alcance.

Las fotos tienen un ligero recorte, para acercar y reencuadrar un poquito, qué bien me hubiera venido el tan deseado 400mm!! en fin, algún día será... Espero que os haya gustado!!


Clase - Aves; Orden - Passeriformes; Familia - Oriolidae
Género - Oriolus; Especie - Oriolus oriolus

200mm; f5,6; 1/800; 200ISO
200mm; f5; 1/800; 100 ISO; +0,3 EV

38 comentarios :

  1. Qué hermosas tomas! Qué suerte llevar montado un tele! Cuando a mí me pasan éstas, siempre gtengo la mala fortuna de llevar el gran angular...buf! Estupendas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas son estas aves. Para pajarillos el 400mm se queda corto, mejor con un multiplicador de focal 1.4X o 2X... los 500mm son tan caros... :-(

    ResponderEliminar
  3. esta afición a la fotografía de naturaleza es apasionante ¿verdad?... no sabes con qué te vas a encontrar y siempre "cae" algo tan sorprendente como en tu caso ayer esta belleza de oropéndola macho¡¡

    yo sí que tengo ganas de lanzarme al tema de comprarme una cámara como la vuestra... y poder por fín fotar pajaritos, jejejeje... en mi "casa" hay muchísima variedad de aves también, incluídas estas preciosidades amarillas que vemos más bien al final del verano (de vuelta a sus lugares de invierno) y oímos, porque tienen un canto también algo peculiar, un silbido...
    camino de Africa se pasan por aquí a tomarse unos higos, jajaja.
    y el nombre es también de los que me gustan, de los poéticos... como el ruiseñor¡¡¡

    besos

    ResponderEliminar
  4. Sí, a veces, es tener la fortuna de llevar el objetivo adecuado en el momento preciso! y que pocas veces pasa eso!! :)

    Muy bonitas tomas Raúl.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Lo podemos llamar suerte, pero no estoy de acuerdo, es ir preparado.
    Y si no, cuantas veces lo llevas puesto y te vienes sin disparar ni una sola.
    Enhorabuena por las tomas y sigue preparado.
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente es muy difícil de ver , y no digamos de fotografiar, no me extraña que se te note tan feliz. estas son las cosas que hacen de esta afición una gozada.
    Nosotros tuvimos verdadera suerte de encontrar un nido muy accesible en altura, suerte doble de encontrarlo en un lugar remoto, y pudimos hacer un seguimiento desde que incubaba huevos hasta el día que los pollos salieron del nido.
    verlo aquí: http://guiadefauna.blogspot.com/2010/04/oropendola.html#comments

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ... en cualquier caso un estupendo encuentro y unas estupendas fotos.

    Recuerdo que una antigua compañera de trabajo, de origen colombiano decía que nuestra aves eran todas o pardas o negras. Yo le decía que en absoluto que también entre nuestras aves hay muchas bastante coloridas. ¿No crees que la oropéndola podría pasar perfectamente por un ave amazónica?...

    Saludos Raúl.

    ResponderEliminar
  8. Por la forma en que lo cuentas, esta claro que le tenias ganas :)

    No conocia yo este ave. Esta bien eso de llevar el armamento preparado por si las moscas, cuantas veces se pierde el momento y luego ya es tarde.

    Muy bien solucionadas las tomas y buena captura :)

    Biquiños

    ResponderEliminar
  9. Ohhhhhh¡!¡ Que maravilla de pájaro y que maravilla de foto.....con esa alambrada alineada con el fondo, esa nitidez y la luz inigualable del ocaso .
    Querido Raúl, entiendo que estés super contento y yo también lo estoy porque me encanta ver buenas fotografías. A este paso nos vamos a ir a la estratosfera porque el nivel está subiendo aceleradamente. Ya te veo haciendo fotos de los satélites:))
    Besos**

    ResponderEliminar
  10. Nunca la he visto, más que en manuales.Sin duda un pájaro, como su nombre indica, vestido de oro (aureolus).
    Saludos, Raul.

    ResponderEliminar
  11. Que suerte!!!

    Es precioso , yo creo que nunca habia visto ninguno y tiene unos colores magnificos.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena Raul, unas fotos estupendas. Y como tu dices, que suerte poder fotografiar este pajaro, y llevar la camara preparada solamente para disparar.

    A ver si cuando nos veamos tenemos tanta suerte y hacemos unas fotos como esas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Es preciosa, que color tan bonito, has tenido mucha surte de poderla fotografiar

    ResponderEliminar
  14. Un encuadre de lujo para una especie tan atractiva como esquiva.
    Te mereces una medalla de oro(péndola).
    Saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  15. Bueno Raúl, tampoco se portó nada mal ese 200mmm...

    Tengo que confesar que no conocía ese ave.

    Saludos. ;-)

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla de ave y que pena que esta como tantas otras en "estado" de extinción. Magníficas fotos, es una suerte llevar la "maquina" siempre y llegar en el momento.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Es una preciosidad y realmente dificil de fotografiar. En cuanto al objetivo.. suele pasar.. cuando tengas a mano el 400 mm entonces no se te acercará :D a mí me pasa a menudo... jeje

    Saludos

    Lourdes

    ResponderEliminar
  18. Gracias Silvia, suele ser lo habitual no llevar el objetivo adecuado en estas ocasiones, a mi esta vez me salio bien...
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Si que lo son macroinstantes. Tengo claro que un hide es fundamental para fotografiar pajarillos, ya que cuando se sale al acecho hasta un 600mm se queda corto, pero bueno entre las posibilidades existentes el 400mm y el 1,4x creo que son medianamente asequibles y pueden salir cosas chulas...

    ResponderEliminar
  20. Ya te digo que lo es Pilar!!
    También te digo que las cámaras reflex no te aseguraran mejores fotos y que para hacer buenas fotografías de aves es casi seguro invertir un pastizal...
    Tengo compañeros que tienen camaras tipo bridge que tienen zooms de hasta 20x, vamos que acercan un montón!!
    El nombre es muy bonito, pero no quise decir nada porque la entrada se hacía algo larga, jeje, ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  21. En esta ocasión hubo suerte, aunque tengo que confesar que monté el tele con toda la intención, a ver si encontraba algo, nunca pensé que fuera a ser una oropéndola!!
    Gracias @ngel!! Saludos

    ResponderEliminar
  22. Yo también coincido contigo Carlos, aunque no siempre es posible ir preparado para todo!!
    Como se suele decir, la suerte hay que buscarla, jeje
    Seguiremos preparados!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Fue un alegrón chicos, llegué a mi casa dando botes!!
    Ya he visto vuestra entrada, menuda pasada de fotos, les hicisteis un seguimiento digno de cualquier revista especializada, espectacular!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Gracias Anzaga!! Pues si, tranquilamente podría pasar por una de esas aves exóticas, menudos colores tiene!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. No Merce, no le tenía ganas porque no pensé que estuviera a mi alcance fotográfico en estos momentos, fue algo totalmente inesperado!!
    Esta vez iba preparado pero cuantas veces se me han escapado las fotografías por tener que andar cambiando objetivos... imagino que a todos nos habrá pasado!!
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Gracias Ofelia!! La verdad es que me dio una alegría inmensa, no te lo voy a negar y aunque las fotos no están del todo mal, todavía me queda mucho para para llegar a esos niveles estratosféricos, jeje, de todas formas lo seguiremos intentando, por supuesto!!
    Besos amiga

    ResponderEliminar
  27. Marce, yo si había visto alguna antes, eso sí nunca tan cerca y nunca pude fotografiarla!!
    El color es fabuloso y el nombre pues... lo dice todo, verdad?
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Es espectacular Mª Angeles, fue un encuentro inolvidable!!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Gracias Josean!! No siempre pasa, verdad?
    A ver si puede ser que hagamos unas fotos chulas!!
    Nos vemos

    ResponderEliminar
  30. Si, corazon verde, suerte por poderla contemplar durante un ratito y suerte por poder fotografiarla!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Gracias Javier!! Me alegra que te haya gustado, tuve suerte pero... había que estar allí y aprovechar la oportunidad!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  32. No Carlos, el 200mm se portó como un campeón hizo todo lo que el sabía y lo que yo le dije, claro! jeje
    Para mi es uno de los mejores objetivos que tengo, al final no deja de ser un L de Canon y eso tiene que notarse!!
    Es dificil de ver, por eso hay que tener un poquillo de suerte!!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  33. Gracias Higorca, esta vez iba bien preparado!! :)
    Gracias a dios no está en peligro de extinción, aunque si es un ave bastante vulnerable y sensible a la alteración de su hábitat, por eso es importante tener bastante cuidado!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Una vez más la famosa ley de Murphi hará acto de presencia Jesús, suele pasar!! jeje
    Simplemente espectacular, todavía estoy alucinando!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  35. Por que será que siempre las aves más hermosas son las que más peligran?
    De todas formas aun a esa distancia me sorprende que no echara a volar ya que, como tu comentas, son muy tímidas.
    Gran suerte tener el tele montado y encontrarte con un macho confiado.
    Felicidades por las fotos

    ResponderEliminar
  36. Si echo a volar, y no tardó mucho, pero me dio tiempo a hacerle algunas fotos, eso sí, tuve un poco de suerte hay que reconocerlo...
    Un Saludo Casas Rurales en Segovia

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!