Kanetisa circe - Rey Moro



El buen tiempo ya terminó y pocas son las mariposas que aún resisten, muchas de ellas ya han desaparecido por este año, algunas se disponen a esperar bien resguardadas los rayos de sol de los últimos días de invierno, y otras, las menos, todavía campean movidas por las suaves temperaturas del mediodia.

Un ejemplo de estas últimas es la mariposa Rey Moro, que aprovecha sus últimos días para depositar al vuelo sus huevos entre la vegetación, sus orugas pasarán el invierno cobijadas bajo las plantas y se enterrarán en primavera para crisalidar, permitiendo que en años venideros podamos desfrutar de su bello vuelo.

Es una mariposa de gran tamaño, llegando incluso hasta los 6 centímetros, pero poco llamativa en cuanto a su coloración, en la que destacan los colores grises y pardos. El anverso y el reverso son prácticamente idénticos aunque el primero es más oscuro, casi negro; ambos están surcados por una ancha franja blanquecina, resaltando un ocelo de color negro en la punta de las alas anteriores.

Sus plantas nutricias son principalmente gramíneas y podemos verlas volar en prácticamente cualquier ecosistema, aunque por estas tierras es muy común encontrarlas en los pinares, camufladas entre las cortezas como si de una de ellas se tratase.

Su época de vuelo se extiende entre los meses de julio y septiembre-octubre, normalmente en una única generación, siendo una mariposa bastante abundante y sencilla de encontrar.

La fotografía he realizado hace unos días en uno de los muchos pinares que inundan el centro de esta tierra Segoviana. Como no disponía del macro en ese momento, utilice un teleobjetivo, permitiéndome además de conseguir un fondo agradable, no tener que acercarme mucho a ella, ya que estos ninfálidos suelen ser mariposas muy veloces y huidizas...


Clase - Insecta; Orden - Lepidoptera; Familia - Nymphalidae
Género - Kanetisa; Especie - Kanetisa circe

200mm; f4; 1/500 ; 200ISO; +0,3 Ev

30 comentarios :

  1. Belo trabalho...Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  2. Es increible el mimetismo que presentan estas mariposas cuando se posan con las alas cerradas sobre los troncos de los árboles. Verlas paradas con las alas abiertas es muy difícil.
    Buena toma.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa foto y gran explicación.Esta yo no la tengo en foto.
    Saludos compañero.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita! Yo tampoco la tengo...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Una mariposa con el traje de camuflaje puesto.

    fantastica y muy bien vista.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Queda muy conjunteada con la corteza. :-)

    Te quedó muy bien con el teleobjetivo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es impresionante como saben camuflarse en los sitios adecuados para pasar desapercibidas y asegurar la puesta de huevos.
    Pero ya veo que tu tienes buen ojo y un teleobjetivo estupendo y no se te escapa ni una.
    ¡Preciosa fotografía!

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan menos estas mariposas pardas o grises...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. preciosa ésta camuflada¡¡¡
    increíble lo que consigues con ese teleobjetivo¡¡¡
    con lo que yo me tengo que acercar para sacarles fotos... que me da para mirarles a los ojos y tó, jajajaja... qué precariedad¡¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  10. Está visto, Raúl, que no se te escapa una ¡Por mucho camuflaje que se ponga!
    Una imagen muy lograda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa, casi se confunde con la corteza.

    ResponderEliminar
  12. Raul... haces unas fotos fantáticas, la anterior de Pistorinia, me dejó literalmente "con la boca abierta". Sigue así, fotos de naturaleza, con comentarios breves, pero científicos y "acertados"...... la divulgación científica es un campo apasionante, y estoy seguro además, que todavía lo quieres hacer mejor. Querer es poder chaval.¡ANIMO!

    ResponderEliminar
  13. Saludos Raul.

    Me haces recordar al lenguaje criptico , con el que se descubrieron las mariposas que se mimetizaban sobre la corteza blanca de los abedules. La industria química tiño de negro esta y ellas quedaron sin defensa ante sus depredadores. No recuerdo bien pero creo que estas en un tiempo no muy largo se fueron tornando a un color más ocuro. El país donde se dio este fenómeno creo que era Inglaterra.

    buenas tardes

    ResponderEliminar
  14. Nos gusta cuando pones insectos porque siempre consigues ese toque distinto que caracteriza una buena foto. El texto muy interesante y ameno. Para leerlo con detenimiento como suele ser habitual. En especial nos gusta la adaptación mimética del insecto que combina con la textura del árbol.

    Saludos,

    Lourdes y Jesús

    ResponderEliminar
  15. Una maravilla de foto, una maravilla de animalito, las adoro.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Ya lo creo Fernando, y verlas todavía no es muy difícil, lo complicado es fotografiarlas con las alas abiertas!!
    Saludos y gracias por la visita

    ResponderEliminar
  17. Gracias compañero!! Por aquí es muy común...

    ResponderEliminar
  18. Pues nada Silvia, ya sabéis donde la tenéis, en los pinares castellanos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Gracias Mª Angeles!! Su coloración es su seguro de vida...
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Era lo que tenía a mano Elvira, por eso la velocidad de la foto es tan elevada, para evitar la trepidación en la medida de lo posible...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Gracias Montse!! Siento decirte que te equivocas, jeje, yo no la vi, iba a otras cosas, fue Ángela la que la vio y me llamó para hacerle la foto... :)
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Suelen ser menos llamativas Sakkarah, pero igual de bellas!!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. De eso nada Pilar, precariedad para nada, existen tantas formas de disfrutar de la naturaleza como personas que lo hacemos... Además, un buen equipo no garantiza unas buenas fotos!!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Gracias Javier, ya le decía a Montse que sino llega a ser por Angela, mi pareja, no la habría visto, jeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Esa es su estrategia de vida Leovi, y más le vale por tanto que se produzca esa confusión...
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Gracias Alberto!! Hacemos lo que buenamente podemos, no soy ningún experto en nada, sólo una persona a la que le gusta mucho la naturaleza y que seguramente a ojos de cualquier entendido en la materia pueda estar metiendo la pata continuamente, pero bueno, mi motivación es la de seguir aprendiendo y para eso estoy aquí...
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Hola Marce,
    Creo haber leído o algo me suena a cerca de esa historia curiosa que nos cuentas. Al final la naturaleza se impone y se acaba adaptando y evolucionando para superar todas las adversidades...
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Gracias Chicos, viniendo de vosotros me siento muy halagado con ese comentario, me alegra mucho que os haya gustado!
    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Gracias Higorca!! Yo también, disfruto mucho con ellas, tanto que al verlas en ocasiones no puedo reprimir el entusiamo (sobre todo si no hay mucha gente delante, jeje)
    Abrazos

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!