Corylus avellana - Avellano



Hace unos días os hablaba acerca del Lactarius pyrogalus, un hongo íntimamente legado a la especie que hoy os presento, el Avellano.

Es un arbusto o pequeño arbolillo de la familia de las Betuláceas, de primera aparición en el blog, conocido principalmente por sus deliciosos frutos, las avellanas.

Su porte es muy peculiar, en forma de varas que surgen de la cepa del árbol, sus hojas son muy bellas, con una bonita forma, además son bastante grandes y tienen el margen finamente aserrado.
Es una especie monoica, es decir, con flores de los dos sexos en el mismo árbol, las masculinas en elegantes amentos y las femeninas, poco vistosas y en grupillos.

Habita en zonas frescas y húmedas, normalmente en bosques de ribera, concediendo una espectacularidad inigualable a los paisajes que habitan. En su interior tendremos las sensación de encontrarnos en un entorno de fantasía o de cuento, aunque son bastante oscuros, lo que impide el crecimiento de otras especies en su interior.

Los usos de esta planta son innumerables, desde aceites, perfumes, jabones, cestería, bastones, tonelería, hasta usos medicinales, ornamentales, alimenticios e incluso en fabricación de pólvora, entre muchísimos otros. Además tiene un sinfín de valores, leyendas y mitos a su alrededor, siendo el árbol de la sabiduría para los celtas y símbolo de autoridad en otras civilizaciones.

La fotografía se realizó a finales del verano, justo antes de que el suelo comenzará a cubrirse con un bello manto de hojas secas, a las orillas del río Cega, donde existe una de las poblaciones mejor conservadas y con mayor valor ecológico y paisajístico de toda la provincia de Segovia.

Por último, quiero dedicar como cada año, esta entrada a Ángela. Qué cumplas muchos!!


Clase - Magnoliopsida; Orden - Fagales; Familia - Betulaceae
Género - Corylus; Especie - Corylus avellana

100mm; f6,3; 1/160; 100ISO; Flash

4 comentarios :

  1. Hola Raul.
    Buen documento sobre este arbolito de tan rico fruto. Buen trabajo.
    Un abrazo desde Doña Mencía.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta tu foto! Un abrazo, Raúl!

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!