Helvella leucomelaena



De nuevo os presento una especie del género Helvella, os preguntaréis ¿pero no nos dijiste que las Helvella eran aquellas con un píe bastante patente y un sombrero alveolado que recordaba a una silla de montar?. Pues sí, lo dije en su día cuando os presente a Helvella leucopus y Helvella elastica, pero hoy tengo que deciros que no todas las Helvella poseen ese tipo de sombrero, y una muestra de ello es esta Helvella leucomelaena, que como podéis apreciar tiene un sombrero en forma de copa.

No es la única Helvella que lo tiene así, entre las más conocidas están H. acetabulum y H. costifera que también lo tienen de esta forma, y debido a ello, en muchos lugares a estas setas les denominan Pucheretes o Pucheruelos.

No alcanza gran tamaño, normalmente ronda los 5 cm de diámetro, y alguno menos de altura, sustentándose en un píe muy rudimentario, casi inexistente, del que surgen unos pliegues poco marcados y poco prolongados hacía la copa en comparación con las otras dos especies citadas anteriormente, y de las que es complicado separar morfológicamente si los caracteres son intermedios.

La parte fértil (himenio) se encuentra en el interior de la copa y es de color oscuro, marrón-parduzco casi negro, y la parte externa es pardo-cremosa, más clara según nos acercamos al píe.

Se desarrolla en bosques de coníferas de suelos más o menos arenosos, pero con cierta humedad, y fundamentalmente durante la primavera, siendo una seta más o menos común en los pinares serranos de la provincia de Segovia.

Su nombre científico es muy acertado, ya que se identifica muy bien con sus características, de él obtenemos: leuco=blanco y melanos=negro, que marcan ese contraste de colores que muestra la seta.

Como curiosidades podemos citar, primeramente que es una seta con mucha sinonimia y que ha pasado a lo largo de la historia por multitud de géneros, así la podemos encontrar como
Paxina leucomelaena, Peziza leucomelaena y Acetabula leucomelaena, entre algunos otros.

Además no hay que olvidar, que como sus congéneres posee toxinas hemolíticas termolábiles que pueden provocar intoxicaciones a tener en cuenta, aunque sean más o menos leves o se puedan evitar.

Las fotografías las realicé a comienzos del mes de junio en los pinares más elevados de la Sierra de Ayllón, en el sureste de la provincia de Segovia.


Subdivisión - Ascomycotina; Orden - Pezizales; Familia - Helvellaceae
Género - Helvella; Especie - Helvella leucomelaena

44mm; f5; 1/80; 200ISO

14 comentarios :

  1. Hola Raul. Muy interesante tu entrada, veo que tambien entre las setas, los biologos les cambian en nombre... jejeje.

    Esta seta no la conocia, quizas porque por aqui, por donde yo me muevo no hay muchos pinares o quizas porque es una seta que si no es muy grande no llama la atencion, no lo se. pero me alegro de conocerlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. tan interesante el comentario como perfecta la foto, Ramuol¡¡
    seguimos aprendiendo contigo¡¡
    ésta también es muy bonita y debe ser "chiquitaja"¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  3. Estupenda toma, Ramuol. Parece que se van a poner a andar de un momento a otro...
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Raul,

    Pues como siempre de escándalo, tanto la fotillo como el resto.
    Estos taxónomos siempre haciendo de las suyas, como no aparecen especies pues tendrán que entretenerse en algo..., jeje,
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Hay que joerse Raul... de donde cunnus sacaras tanta seta ?? y además variadas y documentadas...con dos, si señor.
    Si de esta no me aficiono no tengo perdon de Dios...
    Gracias por el cursillo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante lo que nos cuentas sobre este género Helvella y opino también que si ya resulta complicadillo aprenderse todos los nombres correctamente, ¡¡ sólo falta que los vayan cambiando!!

    Estupenda fotografía, sigo pensando que es increíble poderla ver así de cerca y nítida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola amigo en cuanto al consejo me das que si, que tienes razón, yo diría que es Tubifera... ferruginosa.

    Por otro lado tus fotos y tus comentarios, como siempre... sin comentarios.

    Otra cosa, veo que tus entradas no se actualizan en mi blog.. ¿?

    Salud amigo.

    ResponderEliminar
  8. Uff!! Si yo te contase Josean, creo que la micología al ser una ciencia relativamente jovén como tal, los cambios son constantes, pero no sólo de nombres, sino también de clasificaciones, y las setas van de un grupo a otro según van realizando los análisis, en muchos casos de ADN.
    Una auténtica locura!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Si, no es muy grande Pilar, aunque tampoco de las más pequeñas!!
    Gracias y besos

    ResponderEliminar
  10. Jeje, sólo faltaba eso, que se pusieran a andar... haber así quién las iba a pillar para la foto!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. No creas Bibiano, últimamente si que están apareciendo bastantes especies nuevas. Es una ciencia joven la micología y todavía falta mucho por hacer!! También es verdad que el afán de protagonísmo entre los científicos está bastante presentes, pero bueno eso creo que ocurre en todos los campos...
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Pues esto es sólo una pequeñísima muestra Jorreto!! Actualmente tengo fotografíadas sobre 400 especies diferentes así que con esto tengo cuerda para rato... también es verdad que no todas las fotos son buenas y tengo que ir mejorando muchas!!
    Es un mundo apasionante y una aficción muy bonita, así que animate a conocerla!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Es lo que nos toca Montse, aunque tengo que reconocer que como los nombres antiguos quedan como sinónimos a muchas todavía no les he cambiado el nombre, por pereza más que otra cosa!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Gracias Tomás!! Pues no tengo ni idea de lo que puede pasar con esa actualización, ¿has probado a incluir el enlaze en los blogs en seguimiento?
    Salud

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!