Orobanche gracilis - Gallo o Espárrago de Lobo


Para continuar con las plantas parásitas, como alguna que ya hemos visto en el blog (Limodoro, Chumpamieles o Gallocresta), os presento hoy al Esparrago de Lobo o Gallo, también conocido comúnmente como Orobanche.

Es este un género complicado en el que que en ocasiones se hace difícil concretar la especie, todos sus integrantes son plantas herbáceas, holoparásitas (parásitas verdaderas), que carecen por tanto de clorofila, por lo que necesitan de otras plantas para completar sus procesos metabólicos.

En el caso de Orobanche gracilis las plantas hospedadores suelen ser cistáceas como Genista sp., Adenocarpus sp., Astragalus sp., Dorycnium pentaphyllum o Retama sphaerocarpa, entre muchas otras, habitando en matorrales, bordes y claros de bosques de la práctica totalidad de la península.

Florece entre los meses de marzo y agosto, alcanzando hasta los 60-70 centímetros de altura. Posee una coloración muy variada entre el amarillento, rosado, rojizo y morado, además se encuentra cubierto de una notoria pubescencia glandulosa.

Tiene diversas variedades y formas, lo que complica si es posible, todavía más la identificación de estas especies, en su mayoría consideradas tóxicas para el ganado y con propiedades astringentes.

La fotografía se realizó en el matorral de un monte de encinas cercano al Río Pirón, conocido en la Comarca como el Vado Santa Águeda o El Temeroso del Otero, durante la pasada primavera.
La planta parasitaba probablemente alguna de las múltiples Retamas de Bolas (Retama sphaerocarpa) que existen en el lugar.


Clase - Magnoliopsida; Orden - Lamiales; Familia - Orobanchaceae
Género - Orobanche; Especie - Orobanche gracilis

100mm; f6,3; 1/160; 100ISO; Trípode y Flash

4 comentarios :

  1. Fascinantes estas plantas Raúl, y magnífica entrada como siempre

    ResponderEliminar
  2. Pues alguno se pensara que son comestibles!!
    Buenas fotos y Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Raul. Buena foto y estupendo documento. Enhorabuena y un saludo cordial desde Doña Mencía.

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a Reflejos de Biodiversidad y muchas gracias por comentar!